Costo de la cocina moderna

La cocina moderna debe entregarse en muchas máquinas modernas, y también en otros accesorios. El equipo básico & nbsp; ya no se reduce sino al refrigerador o al horno. Además, podemos en & nbsp; cocina & nbsp; como microondas, tostadora, lavaplatos y entre otras campanas extractoras. Sin embargo, los & nbsp; muy populares siguen siendo & nbsp; los lobos mecánicos tradicionales.

En casas individuales todavía se utilizan las que afectan gracias a la manivela, que tenemos que girar manualmente. Hoy en día, sin embargo, el poder se usa mucho para la electricidad, que no requiere que usemos la fuerza. Todo se hace hoy en un sentido para facilitar y acelerar el trabajo del hombre. A veces me da la impresión de que los productores intentan hacernos perezosos en las últimas mejoras. Olvidamos muchas actividades porque las herramientas lo hacen todo por nosotros. Por un lado, crearemos un problema con el lavado de los platos, porque este es un lavaplatos para nosotros. Abriremos abominación de las sobras que se sientan en los platos, no podremos cortar nada sin usar rebanadoras profesionales. Todo se reducirá a las actividades más populares, escriba insertar, eliminar, verter, etc. Tiene los mismos beneficios conocidos, porque en la actualidad los tiempos están llenos de ocupados y simplemente no tienen tiempo para tales cosas. & nbsp; Esta es una conveniencia extremadamente grande. Todo está construido rápidamente, nadie está preocupado por nada. A veces me parece que nuestros caballeros y abuelas recordaban el poder más cómodamente. Sus cocinas no existían tan difíciles. Bastaba con tener una gran estufa de azulejos y varias herramientas, y además hicimos los milagros que aún recordamos con la adición de los años cercanos de la juventud. En los pueblos, en las casas más antiguas, encontramos la posibilidad de tales estufas, que siempre son residentes. No la gente sigue las últimas tendencias. Algunos simplemente no pueden pagarlo. La tecnología más moderna, las herramientas, todavía se deben contar entre las últimas, que su precio puede ser bastante elevado y desalentar al posible comprador. También puede tener un beneficio diferente y el hombre, viendo el precio, comprará el artículo, porque probablemente le parezca que es grande por esta suma.